Implementando Cloud Bursting en las empresas


El Cloud Bursting es el proceso de mover cargas de trabajo entre una nube privada y una nube pública para dar cabida a las cambiantes demandas de rendimiento.

 

Este modelo de Nube funciona mejor para las aplicaciones que no dependen de una infraestructura compleja en la que deban de integrarse con otras aplicaciones, componentes y sistemas internos para el centro de datos. Si deseas implementarlo en tu organización debes tomar en cuenta los requisitos de seguridad para no poner en riesgo información delicada.

 

Uno de los desafíos a los que se enfrentan al implementar una arquitectura de Cloud Bursting es que las nubes privadas y públicas pueden ejecutarse en diferentes plataformas. Sin embargo el mayor desafío es que muchas aplicaciones fueron construidas tomando en cuenta que los datos estarían almacenados de forma local, mientras que en este modelo  los datos se almacenan en una ubicación y la aplicación en otra.

 

Para las organizaciones no es factible intentar mover grandes volúmenes de datos, por lo que es importante que busquen otras opciones. En este caso Microsoft hizo un cambio importante con Visual Studio 2012, ya que en lugar de esperar a que las aplicaciones se ejecuten, el programa esperará a que los datos sean entregados.

 

El Cloud-Bursting es una buena opción para entender qué aplicaciones funcionan mejor en la Nube y cuáles están mejor a nivel local tomando en cuenta diferentes aspectos como la privacidad, arquitectura y concesión de licencias; estos aspectos los puedes manejar desde el interior de los productos de Microsoft.

 

Para asegurar el éxito en la entrega de soluciones en el Cloud Bursting, debes tomar en cuenta estos tres puntos:

 

Ancho de banda: Las nuevas generaciones de la tecnología han pasado de las conexiones de red MB/s a conexiones GB/s. Algunos centros de datos proporcionan velocidades de acceso que se acercan a los 40 GB/s.

 

VM más pequeños: Al instalar Windows Server 2012 automáticamente hace Core Server, por lo que la base de VM no contiene elementos de interfaz gráfica de usuario, lo que significa que la máquina virtual no debe superar unos cuantos GB.

 

Hyper-V Live Migration: Una de las grandes mejoras incorporadas en Windows Server 2008 R2 es la introducción de Hyper-V Live Migration, lo que permite que una máquina virtual pueda migrar en vivo entre los hosts sin cerrar la VM.

 

Como podemos ver el Cloud Bursting es una tecnología que requiere poca planificación para poder aprovechar al máximo sus beneficios.

 

Cuéntanos, ¿te animarías a implementar el Cloud Bursting en tu organización?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *