¿Para qué sirven las redes sociales corporativas?


Las redes sociales se han enfrentado a la mala reputación que tienen de hacernos perder el tiempo, al grado de que en algunas organizaciones les bloquean el acceso a sus empleados para no perder productividad. Sin embargo, si vemos el otro lado de la moneda las Redes Sociales nos pueden ayudar a mejorar la comunicación interna en las empresas si sabemos cómo utilizarlas.

No estamos hablando de cualquier red social como Facebook o Twitter, sino de las que están orientadas al trabajo empresarial: las Redes Sociales Corporativas. Este tipo de redes son una gran herramienta en donde los trabajadores podrán intercambiar ideas, opiniones y colaborar sin ningún inconveniente, además no tendrás que preocuparte por la seguridad de la información que manejan ya que la red se implanta dentro de la organización.
Algunos de los beneficios que ofrecen son:
Mejor comunicación interna: Por medio de una red social la comunicación se hace bidireccional, lo cual permite la participación de los colaboradores a un mismo nivel, de esta forma agiliza los procesos al realizarse desde el mismo lugar.
Mayor productividad: Los colaboradores podrán compartir sus ideas y conocimientos con más personas, esto permitirá que se forme un grupo donde todos puedan escuchar y poner en marcha nuevos proyectos agilizando los procesos.
Vinculación con la empresa: Algunas empresas cuentan con demasiados empleados, los cuales están divididos por áreas, por medio de una red social podrán estar en contacto con otros compañeros y comenzar a crear una comunidad que se identifique con la empresa.

Identificar talentos: Al contar con varios empleados es difícil que los jefes estén en contacto con todos, sin embargo al estar conectados podrán conocer más a sus empleados e identificar sus talentos, de esta manera será más sencillo reconocer a los empleados que tienen un buen desempeño.
Office 365 cuenta con una Red Social Corporativa llamada Yammer, la cual permitirá reunir a tu equipo, conectar y colaborar desde un solo lugar, sin poner en riesgo a tu organización. Recuerda que la forma de trabajar ha evolucionado, por lo que una red social corporativa debe verse como una inversión a largo plazo, sin embargo los beneficios que te ofrece pueden apreciarse desde el primer día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *